MITOS SOBRE LOS TRASTORNOS DEL LENGUAJE

MITOS SOBRE LOS TRASTORNOS DEL LENGUAJE

Escuchar a nuestro hijo decir “lo perro, el mamá o hablar como Tarzán”, hablar como un bebé (dislalia), pronunciar mal las erres (rotacionismo) son algunas de las señales a las que se suman silencios prolongados y falta de fluidez. Entonces, a veces ya antes, empezamos a pensar que algo no va bien. Es posible que estemos ante un niño con un Trastorno del Lenguaje, pero nosotros no lo sabemos.

De esta manera empiezan muchos padres su peregrinación del Pediatra al Otorrino y de este al Neurólogo para volver otra vez al Pediatra donde muchos padres escuchan aquello de “el niño es todavía muy pequeño para determinar si tiene un problema y empezar un tratamiento” y entretanto seguimos haciendo pruebas y más pruebas, scaners, electroencefalogramas, audiometrías…

Los trastornos del lenguaje forman parte de un conjunto de problemas que aun son poco entendidos, que muchas veces se diagnostican tarde , que suelen inducir a confusión dado que no existe una conceptualización de los mismos aceptada por todos los profesionales que deben intervenir en ellos. Un mismo trastorno puede recibir distintos nombres y además suelen confundirse los problemas del lenguaje con los problemas del habla.

A todo esto tenemos que sumar la enorme tolerancia social, y los mitos sobre los trastornos del lenguaje, entornos escolares y familiares debido quizás a un desconocimiento del tema y por supuesto con ánimo de tranquilizarnos y ayudarnos, restan importancia al tema y etiquetan a estos niños como: ” es muy vago, ya hablará”, “quiere llamar la atención”, “es tímido, ya cambiará”… Pero esto, solo retrasa el diagnostico y la mejoría del trastorno con lo que podríamos evitar efectos negativos en otras áreas que sin duda se verán afectadas, como la dificultad en las relaciones familiares y sociales, el aislamiento y la dependencia.

Los Trastornos Específicos del Lenguaje (TEL) se solucionan solo con un diagnostico diferencial, con una atención adecuada y con un equipo de especialistas que comprendan los síntomas del trastorno para de esta manera poder ayudar efectivamente al niño y evitar su etiquetaje social (vago, desmotivado, tímido, retraído, etc.)
Hoy os dejamos un interesante artículo de Ocupatea donde podemos profundizar más sobre todos esos mitos que acompañan a los Trastornos del Lenguaje.

http://ocupatea.es/mitos-trastorno-del-lenguaje/