Ocio Inclusivo

¿Qué es Ocio?
El concepto de ocio ha ido evolucionando a lo largo de los años. el ocio es una experiencia integral que responde a los deseos de una persona, lo que quiere o le gustaría hacer de manera libre y satisfactoria.

Hoy en día el concepto de ocio y tiempo libre está considerado como un elemento fundamental para medir la calidad de vida de una persona que favorece el desarrollo. De hecho, el ocio es un derecho humano: la Declaración de los Derechos Humanos de 1949 reconoce el “Derecho al Descanso y al Ocio” en su artículo 24. Por eso mismo, nadie puede estar privado del ocio por razones ajenas a la propia voluntad del individuo por razones de género, orientación sexual, edad, raza, religión, creencia, nivel de salud, discapacidad o condición económica..

Blue letters forming the word human rights

En 2006 la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reafirmó su compromiso con el colectivo de personas con diversidad funcional y lanzó cinco objetivos para los próximos años.
Uno de estos objetivos era la ‘equiparación de oportunidades’.
En la ‘Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad’ de 2006 se habló de la necesidad que tiene el colectivo por hacer del ocio inclusivo una realidad.

¿Qué es Inclusión?

Inclusión hace referencia a responder a las necesidades de cada persona en los mismos equipamientos y con los mismos servicios y recursos que los utilizados con el resto de la población. La inclusión supone la participación de todas las personas en la vida de su comunidad y la equiparación de sus oportunidades.

La inclusión es más una actitud que un conjunto de acciones. Esta actitud asume que la convivencia y el aprendizaje en los grupos con diferencias es la mejor forma de beneficiar a todos. Los valores que conlleva la inclusión son: aceptación, pertenencia, relaciones personales, interdependencia y consideración de todos los agentes implicados como una comunidad.

Esto no significa que seamos iguales o estemos de acuerdo en todo, sino más bien que celebramos nuestra diversidad. La inclusión, por lo tanto, nos permite valorar las diferencias entre unas personas y otras, reconociendo que cada persona juega un papel primordial en nuestra sociedad. Esto no quiere decir que las personas se vean forzadas a participar en diferentes grupos, sino que todos deberíamos sentir que somos bien recibidos y apoyados para participar en cualquier actividad o programa comunitario.

La inclusión consiste en asegurar elecciones, tener apoyo, tener buenas relaciones y ser valorado.

¿Qué es Ocio Inclusivo?

El objetivo principal del ocio Inclusivo es desarrollar desarrollar actividades recreativas y lúdicas en las que cualquier persona tenga cabida, sean cuales sean sus características, y para ello es imprescindible promover la accesibilidad universal y contar con profesionales expertos en discapacidad que puedan dar respuesta a las necesidades de cada persona.Si hablamos de ‘ocio inclusivo’ nos referiremos a asegurar que los equipamientos, infraestructuras, servicios y programas de ocio permiten a toda persona acceder, comunicarse y participar plenamente de todas las oportunidades de disfrute existentes.

De esta manera, se consigue visibilizar a este colectivo en su entorno social y se fomenta así su integración, además de los beneficios que conllevan estas actividades.

La oferta de ocio inclusivo sigue siendo a fecha de hoy muy escasa y Los avances que se van realizando son aún pequeños y estamos lejos de que el ocio se entienda como un derecho. En algunos casos no se contempla la posible participación de personas que requieran un apoyo específico, y en otros no se cuenta con profesionales que puedan dar la atención adecuada a estas personas. Esto hace que las familias reclamen a las diversas instituciones actividades para sus hijos e hijas, pero si no se tienen en cuenta sus necesidades se genera una falta de confianza, ya que ya nadie puede garantizar entonces que el ocio ofertado sea de calidad.

Lograr que el ocio sea inclusivo es una meta alcanzable si hay implicación y conciencia social y una voluntad clara de instituciones públicas y privadas para conseguir que las personas con algún tipo de discapacidad o trastorno disfruten de su tiempo libre como cualquier otra persona.

Sin duda queda mucho por hacer, tener presente que todas las personas tienen el derecho a participar en igualdad de oportunidades, y tener voluntad para impulsar las medidas necesarias para que todas las personas puedan disfrutar de actividades de ocio y tiempo libre, no vulnerando sus derechos y sin que suponga un sobrecoste para sus familias.

Como ya hemos dicho ese ocio que elegimos forma parte de nuestra identidad personal, de nuestros intereses y deseos, es algo que nos proporciona bienestar físico y emocional. El ocio para cualquier persona, independiente de su capacidad o circunstancias, es uno de los ejes de desarrollo social y personal más relevante del ocio una realidad inclusiva, en el que se le proporcione a la persona  los apoyos que requiera para disfrutar de su tiempo libre cómo, cuándo y con quien quiera.

 

 

Bibliografía:

Ocio, inclusión y discapacidad. Yolanda Lázaro Fernández (editora). 2004

Marco de trabajo de Terapia Ocupacional. Dominio y proceso. 2ª edición

Manifiesto por un Ocio Inclusivo CERMI

Cuaderno de Buenas Prácticas FEAPS